Formas de incrementar tu landing page con vídeos

5 formas de incrementar la conversión de tu landing page con vídeos

feb 12, 2013 10:50 am | Escrito por Delfina Casanova

Atraer visitantes a nuestro sitio web no es tarea sencilla. De hecho, se deben tomar medidas e implementar rigurosas estrategias de marketing exclusivas para mantener un flujo constante y regular de visitas. Y aún así, aunque se consiga, lo más probable es que la mayoría de visitas que llegan no se conviertan en clientes. Y esto se da por no disponer de una landing page optimizada para generar altos ratios de conversión.

Una de las formas más eficaces de aumentar la tasa de conversión de una página de destino es incorporar un vídeo. En los últimos años se ha multiplicado el número de empresas del ámbito nacional y, principalmente del internacional, que comienzan a implementar el vídeomarketing y contenidos en formato audiovisual en general en sus estrategias de optmización y potenciación de landing pages. Y este fenómeno está teniendo lugar gracias a la efectividad de este tipo de contenidos: si el vídeo está bien ideado y producido, los resultados se traducen muy rápidamente en un increíble aumento en las conversiones de tu landing page, haciéndolas despegar y tocar el cielo. Y no exagero.

Un reciente estudio realizado por Eye View Digital concluye que, en efecto, el contenido audiovisual en general y el vídeo en particular puede aumentar la conversión de una landing page hasta en un 80%, lo que significa que en algunos casos pueden conseguir duplicar el número de ventas a través de ésta. Sin embargo, se trata de una arma de doble filo: si los vídeos no están debidamente pensados y producidos con calidad, pueden reducir o no causar apenas efecto en las tasas de conversión de una página de aterrizaje, significando un coste de inversión elevado y poco rentable. Por eso, échale un vistazo a los siguientes cinco puntos que pueden resultarte útiles para que los vídeos de tus landing pages sean más eficaces.

1. No aburras a tus visitas

Nunca olvides que los usuarios que navegan por Internet están expuestos a un sinfín de contenidos y que, justamente por ello, se aburren fácil y rápidamente, sabiendo que están a sólo un click de encontrar una alternativa más sugerente, entretenida o atractiva. Cuando un visitante llega a tu página de destino y se topa con tu vídeo, lo más probable es que no quiera pasar una eternidad de su tiempo viéndolo. Y menos aún si partimos de la base de que está viendo un vídeo que ni tan sólo tenía intención de ver cuando cayó en tu página.

En este punto cabe plantearse qué tipo de vídeo necesitas, dependiendo de la complejidad de tu producto. Si se trata de un producto más desconocido o de un servicio complejo, necesitarás un vídeo de mayor extensión en el que puedas explicar todos los aspectos fundamentales con tal de convencer al visitante y generar una conversión. Pero lo cierto es que, en la mayoría de casos, para mantener la atención e interés del usuario se necesitan vídeos cortos y que vayan al grano.

Así que céntrate en hacer un vídeo entretenido e interesante, al mismo tiempo que informas al usuario de las principales ventajas y características de tu producto o servicio, siempre de forma breve y concisa, escueta y simple. Parece más sencillo de lo que verdaderamente es, pero manteniendo como premisa principal que mientras más corto, mejor, las probabilidades de que el usuario llegue a los últimos segundos del vídeo incrementan considerablemente, aumentando paralelamente las posibilidades de que se acabe gestando una conversión en forma de compra.

2. ¿Reproducción automática o play del usuario?

Una de las tácticas que se utilizan a menudo para aumentar la tasa de conversión es hacer que el vídeo comience a reproducirse automáticamente una vez que se llega a la landing page. Seguro que te ha pasado más de una vez entrar a una página en la que, sin saber exactamente dónde, se está reproduciendo un vídeo. Si se hace de forma correcta, el vídeo deberías verlo en el mismo momento en que accedes a la página y, aunque pueda resultarte molesto, no lo será tanto como cuando se hace de forma incorrecta, situándolo en lugares difíciles de localizar, teniendo que hacer scroll obligatoriamente para dar con él y pararlo. Además, muchas veces, cuando sucede esto último, el usuario pierde la paciencia, se siente frustrado y opta por cerrar la página sin siquiera haber encontrado el vídeo.

E incluso, cuando esta práctica se lleva a cabo correctamente, puede conducir a una alta tasa de abandonos causados por la molestia que les implica a los visitantes de la landing la reproducción automática del vídeo. No obstante y curiosamente, muchas landing pages han conseguido aumentar sus conversiones a partir del autoplay, por lo que a veces es mejor probar qué método es el más efectivo, antes de descartar algo por completo, ya que cada landing es un mundo y las estrategias que funcionan varían en función de tantos criterios diferentes, como webs hay en la red.

Si en tu caso consigues generar más conversiones a partir de la reproducción automática, pese a arriesgarse a resultar molestos para los usuarios, la estrategia funciona y debes seguir adelante. Al acabar el día, generar ingresos es lo que más importa.

3. Incluir una llamada a la acción

Aunque parezca increíble, una gran cantidad de vídeos protagonistas de landing pages no cuentan con una llamada a la acción o call to action, cuando es el factor determinante para conseguir conversiones. Normalmente, las páginas de aterrizaje cuentan con botones de llamada a la acción en alguna parte llamativa y vistosa de la página, pero acompañarlos de un call to action dentro del vídeo puede aumentar a menudo la efectividad de éste y de la landing al completo.

Por ejemplo, si te has molestado en producir un buen vídeo en el que informas al usuario en unos minutos sobre tu producto o servicio y sus beneficios potenciales, asegúrate de que realmente consigues algo de ellos, aunque no sea directamente una venta. Con una simple y efectiva llamada a la acción como “Regístrate a continuación para una prueba gratuita de 30 días”, o algo por el estilo, conseguirás una primera microconversión que puede dar lugar, más adelante, a la conversión que buscas: conseguir que compren tu producto o servicio. El call to action dentro del vídeo puede ser tan original y creativo, como tu imaginación lo permita (una voz en off, un botón, un gráfico, un dibujo…).

4. Subir el vídeo a YouTube

Una de las técnicas más indirectas que se pueden utilizar para aumentar las conversiones de páginas de destino y su tráfico es subir el vídeo al canal de YouTube de la empresa. YouTube recibe más de 800 millones de visitantes únicas al mes, lo que significa que es el escaparate perfecto para que tu vídeo sea reproducido y para atraer tráfico potencial a la landing page a partir de un público objetivo más numeroso.

De esta manera también consigues aumentar la presencia e imagen de marca, además de captar nuevos visitantes. Cuando lo subas YouTube, incluye un enlace a tu landing page en la descripción del vídeo. Si el vídeo consigue un gran número de reproducciones, es probable que tu landing page reciba también un importante número de visitas a través de esta fuente de tráfico que, por qué no, pueden acabar en ventas.

Además, influye positivamente en el posicionamiento orgánico (SEO) de tu landing page, ya que significa un enlace externo más, a pesar de que muchos de estos enlaces suelen ser “no follow” (Google los pasa por alto y no los contabiliza como enlaces externos de tu página).

5. Que sea el centro de atención

Muchas páginas de destino hacen uso del vídeo, pero, a menudo, no ponen suficiente énfasis en el propio vídeo. Es decir, no se preocupan porque el vídeo sea el centro de atención en la landing page. Trata de conseguir una landing despejada, donde el vídeo sea el punto fuerte, el plato principal. Recuerda que lo que quieres es llamar la atención del visitante para que haga click en el “play” y, en última instancia, compre.

También debes asegurarte de colocar el vídeo en la parte superior de la landing, por que a pesar de que las pantallas de los ordenadores son más grandes ahora que antes, cada vez son más los usuarios que navegan por la web a través de dispositivos con pantallas más pequeñas, como smartphones, tablets y portátiles. Y en estos casos, si el vídeo no se encuentra en la parte visible de la pantalla, pasará desapercibido.

Conclusión

No hay duda de que un vídeo eficaz aumentará significativamente la tasa de conversión de una página de destino si se piensa y produce con calidad. A pesar de que sea costoso, y requiera de un tiempo inevitable de prueba y error, vale la pena hacerlo si el producto o servicio que vendes es de un alto valor. La recompensa de este esfruezo puede ser enorme.

La verdad es que es poco probable que consigas aumentar tus ventas de forma inmediata a partir de la incorporación del vídeo. Por eso te sugiero que experimentes, pruebes, combines los diferentes puntos que hemos tratado, con el fin de dar con el resultado óptimo. Prueba de cambiar la longitud del vídeo, las llamadas a la acción e, incluso la función de reproducción automática, siempre midiendo y controlando los resultados para definir la estrategia perfecta. ¡Buena suerte!

Sobre Delfina Casanova Especialista en creación de contenidos digitales – inbound marketing, social media marketing, email marketing y marketing en buscadores. | Licenciada en Periodismo (UAB, 2008-2012) y estudiante del Máster en Comunicación y Marketing Online (UAB, 2013).

Shared by PromovisionPV.com

More on Puerto Vallarta & Riviera Nayarit Video Marketing
https://www.promovisionpv.com/WP/category/video-marketing/
Our Twitter page

Tags: